Cuando decidí que quería irme de Au Pair estaba muy nerviosa pero muy emocionada. Busqué agencias que manejaran el programa en mi ciudad, asistí a platicas de Cultural Care y luego fui a otras dos agencias que la verdad no me dieron mucha confianza, así que continué buscando.

En ese tiempo, varios conocidos me dieron el dato de Au Pair World, leí toda la información del sitio, investigué sobre la agencia y decidí hacer mi perfil. Comencé como va indicando el sitio, puse una foto, una breve descripción propia, los países que quería etc., pero la verdad es que no revisaba la página muy seguido, no puse mucha información mía, así que obviamente no tuve mucho éxito y me desanimé.

Después de terminar la universidad trabajé algunos meses, por lo que no tenía mucho tiempo, pero nunca dejé de pensar en ello. Pasado algún tiempo, no sé por qué pero me motivé otra vez, ahora sí, investigué super bien, leí en Internet historias de chicas que ya lo habían hecho, mejoré mi inglés, busqué mejores fotos, escribí una buena descripción propia, así como mis expectativas del intercambio, en inglés, francés y español.

Al principio busqué países donde se hablara inglés porque era mi primera lengua extranjera, pero nunca me he sentido muy interesada por vivir en USA y quería algo en Europa para poder viajar a otros países durante mi estancia. Lo primero que pensé fue Inglaterra, pero como el sitio te deja poner más opciones puse Holanda, Bélgica y Noruega porque tenía el primer nivel de francés, así que pensé, un poco de inglés, un poco francés y mucha actitud, debo encontrar algo!

Estuve hablando con familias de Bélgica, Holanda e Inglaterra, pero no sé… eran muy fríos; yo sé que no nos conocíamos y era normal todos teníamos miedo de quién estaba al otro lado, pero pensé que podía encontrar algo mejor.

Tuve suerte porque la primera familia que me ofreció trabajar con ellos era de Inglaterra. Un padre viudo con dos niñas, pero pensé la situación, la verdad no me veía mucho en una familia solo con el padre, por mi seguridad, no porque diga que sea mala persona, probablemente no, pero simplemente no me veía ahí. Después, el padre me preguntó si ya había manejado un auto por la derecha cómo es allá y si no creía que fuera problema para mí, ahí pensé que me daría mucho miedo manejar por el otro lado, siendo que tampoco era una experta al volante y teniendo la responsabilidad de dos personitas era mucho para mí, así que agradecí la oportunidad pero le dije que no y eliminé Inglaterra de mi lista, en su lugar puse Francia.

Continué buscando familia e investigando más sobre el programa, después me di cuenta de que normalmente aparecen hasta arriba las personas que están en línea o con una entrada reciente al sitio, así que lo que hacía era abrir la página varias veces al día para siempre aparecer hasta arriba y así más familias podían verme (sí es trabajo, pero funciona).

Inmediatamente empecé a tener más visitas en mi perfil y más invitaciones de familias, por lo que pude darme el lujo de elegir las que me gustaban y las que no. Hablé con varias familias, pero me di cuenta de que eran muchas más francesas que me contactaban, me decían que su antigua Au Pair era mexicana o latina y que habían estado muy contentos con ella, así que ahora buscaban chicas latinas.

Obtuve invitaciones de varias familias, algunas me parecían muy bien porque eran ciudades que me gustaban mucho, porque me daban auto o una gran habitación, pero siempre había algo que no me terminaba de convencer.

Al final pensé bien qué era lo que quería, no se si ellos me encontraron o yo los encontré, pero al fin lo conseguí. Una gran familia francesa cerca de los Alpes, primerizos como yo, con los que sentí una conexión inmediata. Ellos vivían rodeados de paisajes majestuosos, me ofrecían una habitación propia, mejor paga que otras familias, la mitad del curso de francés, auto a mi disposición para ir a las clases, salir los fines de semana y sobre todo para llevar a pasear al hermoso bebé que siempre estará en mi corazón.

En la entrada anterior te decía, no te cierres al escoger los países, nunca sabes lo que puede pasar. Al menos eso fue lo que me pasó a mí, la primer familia que me propuso irme con ellos fue inglesa, como yo quería, pero eso no era lo que necesitaba. Finalmente me fui a Francia aunque no era el primer país que yo tenía en mente, sobre todo por el idioma, pero encontré a una familia que hablaba inglés, un poco de español, querían ayudarme a aprender francés, pero sobre todo que estaban dispuestos a vivir la experiencia conmigo.

Vivíamos en las afueras de un pueblito francés cerca de la frontera suiza e italiana lo que yo había pensado que era perfecto para viajar y conocer más países, pero nunca me imaginé que iba a encontrarme viviendo en suiza dos años después; ahí es cuando yo pienso, todo pasa como debe de ser, por algo tuve que venir aquí.

Así que sé positivo y si te desanimas no pasa nada, recuerda por qué decidiste comenzar, cree en el destino, el karma, pero sobre todo cree en ti.

Con todo mi cariño

❤ Juicy Witch

Anuncios